Actividad 2. ¡Una erupción volcánica!

Updated: Apr 7



Sin lugar a dudas, esta es una de mis actividades favoritas. No solo porque me encanta ver la expresión de los niños cada vez que el volcán hace "erupción", sino porque además, yo también me divierto, es facilísima de hacer y de limpiar. Ah, y eso sí, no importa cuantas veces la haga, siempre se aprende algo nuevo.





¿Qué se necesita?


  • 1 taza de vinagre (mínimo)

  • 3-6 cucharadas de bicarbonato de sodio (por lo menos)

  • 1 cucharada de detergente para trastes

  • pintura lavable para niños o colorantes vegetales

  • 1 vaso o recipiente pequeño

  • agua

  • tierra, arena, plastilina, o cualquier otro material con el que se pueda moldear un volcán

  • un batidor, cuchara o palito



¿Cómo se hace?


  1. Moldear un volcán al rededor del vaso o recipiente, de forma que parezca el cráter.

  2. Agregar al vaso el bicarbonato de sodio, el detergente y la pintura o colorante vegetal. Luego, verter agua hasta 3/4 del recipiente.

  3. Agitar la mezcla hasta que quede uniforme. Hay que asegurarse de que el bicarbonato no se queda en el fondo del vaso y que la pintura también queda bien disuelta.

  4. Cuando la mezcla está lista, el toque final que provocará la erupción, es el contacto con el vinagre.

El experimento se puede repetir cuantas veces se desee, siempre cuidando por eso los ingredientes que señalo son los mínimos necesarios para una sola erupción.


No importa en dónde haga esta actividad: China, Canadá o México, ¡los niños siempre quieren que se repita! Por eso, es mejor tener materiales de sobra.




¿Por qué se produce la erupción?


El bicarbonato de sodio (NaHCO3) es una solución básica o alcalina, mientras que el vinagre (ácido acético C2H4O2) es una solución ácida, por ello, al mezclarse, reaccionan y se transforman en agua (H2O), acetato de sodio (una sal, NaC2H3O2) y dióxido de carbono (un gas, CO2). (NaHCO3 + C2H4O2 → H2O + NaC2H3O2 + CO2)


El dióxido de carbono es el gas que ocasiona la formación de las burbujas, que en el caso de nuestro experimento, se intensifica por el uso del detergente.





Puedes dejar que los niños experimenten con las cantidades que se mezclan para que observen los resultados. Incluso, puedes recomendarles que lo documenten con dibujos.

A los niños más pequeños, les explico que el bicarbonato de sodio y el vinagre, al mezclarse, producen como una erupción, debido a que pertenecen a diferentes tipos de sustancias, por lo que los pequeños átomos que los forman, al encontrarse, necesitan re-acomodarse, y entonces, se comienzan a mover rápidamente hasta que encuentran su lugar, convirtiéndose en algo diferente, las burbujas.




Esta actividad me encanta porque los niños la disfrutan desde el comienzo cuando hacen el volcán. Cualquiera que sea el material que se use, a ellos les gusta darle forma a la montaña y hacer el cráter. Luego, cuando se produce la reacción, no me canso de verles las caras de emoción. ¡Y claro que piden repetición!


Al final, cuando ya no hay más bicarbonato o vinagre, sigue la exploración y el juego. Que no haya más reactivos no es impedimento para que los peques se sigan divirtiendo.


Espero que como yo, te diviertas haciendo "¡boom!" con este experimento.


¡Feliz exploración!



Si quieres conocer más actividades creativas para niños, suscríbete a mi lista de contactos aquí, y recibe GRATIS un juego de bingo de animales de la granja y mascotas, a color y listo para imprimir.

  • White Facebook Icon
  • White YouTube Icon
  • White Instagram Icon