Actividad 4. Carro cohete hecho en casa





¿Cómo te va de aislamiento?

¿Has logrado establecer una rutina?


Aunque estamos en un periodo difícil debido a la pandemia ocasionada por el coronavirus, esta semana es muy importante para todos los que tienen niños en casa. ¿Por qué? Pues porque a partir de hoy, ¡los niños no tiene tarea diaria!


Bueno, pero si no hay tarea, y no se puede salir de casa, habrá que encontrar otras formas de pasar el día de forma entretenida, divertida e interesante para todos.


Hoy te comparto este clásico de la ciencia para niños: un carro cohete, impulsado por la reacción química del bicarbonato de sodio cuando entra en contacto con el vinagre.



¿Qué necesitas?


  • Bicarbonato de sodio

  • Vinagre

  • Agua

  • Botella de plástico vacía y limpia (de preferencia una botella de máximo 750 ml)

  • 4 tapaderas redondas, del mismo tamaño

  • 2 palitos redondos

  • 1 popote

  • Decoraciones, pintura, etc.




¿Cómo se hace el carro?


  1. A la tapa de la botella, hay que hacerle una perforación. No muy grande.

  2. El popote se corta a la mitad y se insertan los palitos de forma que el popote sea más corto que cada palito.

  3. A las tapas que serán las llantas, se les puede hacer una perforación en la que embonarán los palitos, o como lo hicimos nosotros, los palitos se pueden asegurar en las tapas con plastilina o material similar.

  4. La botella vacía, hay que asegurarla sobre una base plana y resistente.

  5. Luego, los popotes se pegan a la parte inferior de la base sobre la que está la botella.

  6. Finalmente, la decoración.




¿Qué provoca el movimiento del carro?


IMPORTANTE

Hay que tomar en cuenta que este tipo de experimentos necesitan de la realización de varios intentos antes de que salga como se espera. Por lo que las cantidades que aquí sugiero pueden variar de acuerdo con el tamaño de la botella que se utilice, además de otros factores como los materiales que se emplearon para la construcción del carro, la superficie sobre la que correrá, etc.


  1. En la botella, agregar 100 ml de vinagre y 50 ml de agua.

  2. Sobre un pedazo de papel de baño, colocar aproximadamente 6 g de bicarbonato de sodio y envolverlo.

  3. Abrir la botella, depositar el bicarbonato envuelto en el papel, cerrar rápidamente la botella y agitar en horizontal ligeramente el carro.

  4. Inmediatamente dejarlo sobre el piso o superficie plana, y lo suficientemente amplia para que el carro se deslice libremente (y no como nos pasó a nosotros).


El bicarbonato de sodio (NaHCO3) es una solución básica o alcalina, mientras que el vinagre (ácido acético C2H4O2) es una solución ácida, por ello, al mezclarse, reaccionan y se transforman en agua (H2O), acetato de sodio (una sal, NaC2H3O2) y dióxido de carbono (un gas, CO2). (NaHCO3 + C2H4O2 → H2O + NaC2H3O2 + CO2). El dióxido de carbono es el gas que ocasiona la formación de las burbujas que salen disparadas por el pequeño orificio en la tapa de la botella, actuando como propulsor.


Deja que los niños experimenten con las cantidades de vinagre y de bicarbonato para que observen lo que sucede.


¡Feliz exploración!



Si quieres conocer más actividades creativas para niños, suscríbete a mi lista de contactos aquí, y recibe GRATIS un juego de bingo de animales de la granja y mascotas, a color y listo para imprimir.

  • White Facebook Icon
  • White YouTube Icon
  • White Instagram Icon